Acortando un cinturón, más fácil de lo que parece

La Navidad pasada Is me regaló un cinturón precioso trenzado. Me lo puse alguna vez pero me quedaba muy largo. Al ser ancho era difícil enrollar todo lo que sobraba y cuando llevaba jerséis más largos, se tapaba y aparecía un bulto un poco rarito… te puedes imaginar, jajaja.

Cinturón

Nos recorrimos varios talleres de arreglos de zapatos y marroquinerías donde lo podían hacer y nos encontramos con dos respuestas, o no lo hacían porque era demasiado complicado, o nos daban un precio desorbitado...



Arreglo cinturón

Enseguida me decidí a intentarlo yo misma, no parecía tan complicado. Sin embargo, con el miedo que me metieron en sitios, donde se supone que están haciendo ese tipo de trabajos habitualmente, lo dejé como tarea pendiente durante varios meses.

Incluso a mi suegri, que es una manitas arreglando ropa, zapatos, bolsos y demás, le pareció complicado… así que os podéis imaginar el respeto que le tenía a meterle la tijera…

Arreglo cinturón

El otro día me decidí a intentarlo, en un golpe de valor en el que ni siquiera barajé la posibilidad de que me saliera mal y me lo cargara, simplemente me propuse arreglarlo.

Marqué la longitud adecuada, cogí unas tijeras y deshice las costuras del cinturón. Estaba bastante duro, pero no tardé demasiado. Lo corté y lo cosí utilizando los agujeros que quedaron marcados de las costuras anteriores.

Aunque necesité maña y algo de fuerza, la verdad es que no me resultó tan complicado y quedó como nuevo. Ya puedo volver a ponérmelo

Cinturón

¿Te ha pasado alguna vez algo parecido? ¿Te atreves con arreglillos de este tipo?

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=IdeandoArt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu comentario :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...